Contactos con mujeres ocupadas

septiembre sin fap es mañana

2020.08.31 21:15 moreyuwu septiembre sin fap es mañana

Como ya todos saben se viene el septiembre sin fap que todos los años hace caer tanto a hombres como a mujeres hoy he venido a adjuntarle las reglas de este maldito y dichoso desafío:
Ya cabros, aprovechen el ultimo día.
REGLAMENTO OFICIAL DEL SEPTIEMBRE SIN FAP:
Repaso de las reglas, manga de onanistas de segunda:
1) Desde el día 1 de Septiembre hasta el 30 del mismo mes está estrictamente prohibido masturbarse.
2) Se le considerará masturbación a más de 3 sacudidas al ñafle o más de 3 limpiezas de chancro venéreo en el caso de los agentes de la PDI (Porque no hay mujeres en el internet). Cualquier contacto de índole sexual y/o autoestimulante con su aparato reproductor será condenado por la UDI, los pro-vida y este grupo.
3) Existen 4 modos para participar:
-Easy mode: Simplemente no te pajeai, pero tení donde remojarlo (llámese pareja, [email protected], [email protected], mascota, etc...)
-Normal mode: Sin pajearse y estando más solo que el dedo gordo.
-Hard mode: Sin pajearse y viendo porno todos los días.
-Nightmare mode: Sin pajearse, viendo porno, teniendo pareja, pero cortándole el agua. En este modo eres un Opus dei esperando que Pinochet reviva y mate a todos los impuros.
4) Es deber de cada uno de los participantes informar al grupo en caso de perder, indicando la fecha para que el resto del grupo exprese su vergüenza hacia el asqueroso blasfemo en cuestión.
5) Antes de que empiece el mes de Septiembre el participante debe anunciar en qué modo participará, se permite cambiar de modo a mitad del mes, pero solo 1 vez y a un modo que sea más fácil que el inicial anunciado. Al realizar el cambio perderás toda la credibilidad y dignidad que alguna vez pudiste haber soñado tener, quedando oficialmente como el maricón del día y tu victoria será vacía, pero legal.
6) Se recomienda llevar un reporte en el grupo documentando los logros para apoyarse mutuamente, de esa forma tus manos están ocupadas en señal de compañerismo y no jugando con el narigón de ojos caídos. La frecuencia de dicho reporte queda a elección de cada uno.
7) Finalmente, aquel que pierde durante el mes puede ser el chacal de la trompeta del grupo y tentar a otros jugadores a perder a través de las publicaciones más impías e impuras que puedan encontrar (Algunos le llaman "pornografía", según me han contado).
Suerte y ánimo a todos, las manos tienen más funciones además de la manfinfla.
Además de esto les adjunto el calendario
Suerte cabros espero que superen este mes
No ban
submitted by moreyuwu to copypasta_es [link] [comments]


2020.07.31 09:29 curiosaentodo ¿Soy la mala por negarme a pagar quinientos a una compañera?

Bien, no sé si esta publicación rompe con alguna regla, lo siento si es así. Sólo que esto me ha puesto muy pensativa desde que sucedió y necesito saber si soy la mala. Siéntanse en libertad de eliminarla si es así. También la publico aquí porque mi inglés es un asco. Comencemos (es una historia larga y es MI VERSIÓN entonces pónganse cómodos y tomen algo pues esto será MUY largo). Es mi primera publicación así que lamento si está revuelto o algo.
Todo comienza cuando conocí a esta chica, la cual nombraremos como Berta, habrán más personajes pero bueno, Berta es la principal aquí (a demás de mí) la conocí en la preparatoria, en las primeras semanas de clases, (yo realmente soy alguien que no hace amigos con facilidad, soy tímida, insegura y casi nada sociable, pero intento acercarme pues me gusta conocer gente y tener amigos aunque son muy poquitos los que tengo). Me costó acercarme, era muy cortante conmigo; con el tiempo pude conversar con ella más ya que en los proyectos nos juntábamos en el mismo equipo.
Me cambié de colegio para la prepa. No estaba para nada acostumbrada a trabajar en un equipo donde uno hace todo y los demás sólo te ven trabajar o hacen casi nada. En mi antigua escuela si no trabajas, te sacaban del equipo sin excepción. En este nuevo colegio todos eran más tranquilos, y yo no sabía cómo comportarme, era muy estricta en los trabajos en equipo y durante un semestre entero me peleaba mucho con el equipo que compartíamos Berta y yo. Al final decidí salirme y ella se fue también, ambas estábamos cansadas de pelear y gastar horas de sueño.
No, no estábamos haciéndonos mejores amigas ni nada pero coincidíamos en que no era bueno para ninguna quedarse. Terminamos en diferentes equipos. El siguiente semestre tuve realmente muchísimos problemas y me la viví llorando, apagada, y con mucho estrés (cosas que contaré en otra historia) y de vez en cuando ella me llegó a hablar y escuchar, lo cual me hizo pensar que era una niña muy linda y comprensiva, realmente la admiraba, es alguien que siempre tiene ideas, talento artístico, y sabe sacar mucha plática. Me hacía sentir bien cuando platicábamos.
Poco a poco me di cuenta de cosas que no me agradaban mucho como el hecho de que siempre tenía ideas pero no permitía que otros aportaran, es decir que siempre le gustaban las cosas a su modo. También que le gustaba destacar en trabajos y que sólo trabajaba en cosas que le interesaban. (Claro, en alguien muy creativo, es más fácil trabajar en cosas así y no en física o matemáticas si estas no son tu fuerte) pero era extraño que cuando eran trabajos como escribir una canción o grabar un comercial, estaba muy dispuesta. Si era para un trabajo de laboratorio o una tarea de investigación siempre estaba ocupada en la calle, se quedó dormida, etc. Había pretextos. De todos modos, como trabajaba bien en otras cosas, lo dejábamos pasar. También noté que le gustaba restar un poco a los demás y comencé a sentir que no trabajaba bien en equipo.
Todos en el salón sabíamos que estaba loca por un maestro en específico, aquí es un ejemplo de cómo quiso destacar en un trabajo y hacernos ver mal a nosotros (o bueno, se puso como la heroína y aunque lo fue, no fue del modo que cuenta). En este caso se tenía que escribir una canción, yo tenía una idea tranquila pero no sabía expresarla, al final ella dijo que se encargaría (esto es algo que también es común en ella, cuando no quiere trabajar, se ofrecía a hacerlo en su casa o a veces era porque sólo ella se entendía) pero resultó que le pidió ayuda a un amigo para que se la escribiera y ya sólo era cantarla, ella la pasó a su instrumento. Al momento de redactar el documento de cómo se escribió la canción, puso algo como "Nosotros realmente no estamos familiarizados con esto de escribir canciones, pero para Berta no fue así, gracias a sus poemas y ayuda de su instrumento, la canción fue posible" no recuerdo las palabras pero bueno, el punto es que fue evidente el porqué hizo esto: el maestro que se sabroseaba era quien lo calificaba. Bien, no es para tanto, al menos quiso ayudar al equipo. Y lo hizo.
Ok, no nos hizo ver mal tal cual, pero sí me sorprendió. Pasemos a otro trabajo, en este caso, era hacer una reseña donde grabábamos un vídeo para yt y hablábamos sobre un libro; ella, yo y otra persona nos tocó ser quienes salían en el vídeo. Inventamos un guion y nos pusimos a ensayar. Se le ocurrió decir que dijéramos que era su canal y que nos retaba a leer un libro, ok nada mal, pero luego propuso que me preguntara porqué me puse de grosera y enojona cuando me "recomendó" el libro. No lo vi necesario, ni para hacerlo más real, porqué esa necesidad de que me vea como la "mala" del cuento, pero bueno accedí a la mala.
Son cosas que puedes dejar pasar, al cabo sólo era un trabajo. Fuera de los estudios yo intentaba acercarme, como dije, me sentía cómoda con ella. Pero siempre quería estar cerca de su bff que llamaremos "Ruth". Cuando llegaba al colegio y me acercaba a saludar, me preguntaba si había visto a "Ruth bebé" (sí, así lo decía), y en varios momentos, sólo quería estar con ella. (supongo que es algo normal, todos queremos estar con un amigo más cercano) lo raro era que una vez hablamos y me dijo que se sentía mal porque Ruth la cambiaba por otras personas y se sentía más alejada y en nuestros retiros donde nos abríamos entre el salón, decía que le gustaría que más personas se le acercaran, entonces me preguntaba si no se daba cuenta de que yo me acercaba. Incluso en el último retiro, ELLA propuso que nos juntáramos Yo, ella, Paola y Esperanza (nombres cambiados, por supuesto) a ver películas en una casa. Yo estaba más que feliz, no hay nada mejor que convivir con tus amigas, creí que era una oportunidad para acercarnos más. Pero unos días después de que no hubiesen tocado el tema den nuevo les comenté a Paola y Esperanza que le preguntaría a Berta cuándo le parece juntarnos; a lo que ellas respondieron: oh no, nos canceló. Dijo que las vería con Ruth. Me decepcioné porque bueno, siempre era así. Al menos así podría acercarse a Ruth denuevo.
Finalmente entramos a un nuevo año de prepa, ergo: nuevo salón, nuevos compañeros. Las listas me informaron que Paola y Esperanza este año estarían en mi salón (el pasado no lo estuvieron) al igual que Berta. Yo estaba muy feliz, tenía la esperanza de que este fuera un gran año. Esta escuela AMA poner trabajos en equipo, yo no los disfruto del todo, se me da más trabajar sola pero no me gustaba la idea de dejar a Paola, Esperanza y Berta solas. Esto lo digo porque los equipos que se formaban eran de este modo:
Maestro: FORMEN EQUIPOS DE SEIS PERSONAS PARA TODO EL SEMESTRE
-Se forman equipos de ocho, cinco y siete- Por lo que sólo estábamos Paola, Esperanza, Berta y yo. Los equipos que les faltaban integrantes eran esos donde una trabaja todo el documento y otra trae el cutter y ambas consiguen la misma calificación (Historia real) por lo que no era viable eso, y los que les sobraban eran de personas "combo", todos juntos sí o sí. Bueno, Berta es muy lista, yo también soy muy buena estudiante al igual que Esperanza, Paola no era la mejor en cuanto investigar pero siempre aportaba algo. No tenía problema, pero qué sucede, resulta que mientras hacíamos la corta lista de cuatro integrantes para trabajos de seis personas, me dice Ruth "no, espera, estoy pensando en irme con el equipo que tiene ocho personas" me quedé muy sorprendida, me dolió, ( debo aceptar que, como eran trabajos de debate y el equipo de ocho estaba formado con dos integrantes del club de debate bastante buenos, entendería porqué no quería competir contra ellos o era más beneficioso trabajar con ellos) pero pues... viendo que de por sí somos un equipo pequeño, reducirlo a uno de tres, sí me dejó un mal sabor de boca, sin decir nada taché su nombre y entregué el papel. El profesor me miró sorprendido y me advirtió que sería un año pesado con un equipo tan corto.
(PD: En el primer debate ganamos, el profesor incluso me dijo que debería entrar al equipo de debate, esto me hizo ver que nadie puede decirnos que somos tontas ni nada a pesar de lo que aparentamos, esto lo escribo porque supe que Berta creyó que no sabíamos trabajar. Así que pudimos seguir adelante todo el año). El último semestre ella se cambió con nosotras, yo gustosa la acepté, olvidé todo. Oh no, gran error.
Semestre final = HARTOS TRABAJOS EN EQUIPOS
Me saltaré varios proyectos de aquí, pues casi todos terminaban con una pequeña pelea o Berta saliiéndose del trabajo porque no hizo su parte y prefería abandonar a desvelarse. Cabe resaltar que , Paola y Esperanza son dos amigas mías quienes no dañan a nadie, son bien tranquilas, un pan de dios. Así que sólo peleábamos Berta y yo.
Aquí es cuando Berta comenzó a actuar muy diferente.
Última presentación antes de la pandemia, hacer una investigación con conclusiones tipo PROPUESTAS. Como podrán suponer, era en equipos, y no era de un tema creativo. Decidimos hacerlo en línea, pero Berta nunca apareció, ella estaba ocupada, ya habíamos acabado con la parte informativa y aparece Berta preguntando en qué ayudaba. Yo le propuse que buscara info para agregar, pero dijo que ya habíamos puesto todo, entonces le propuse que escribiera las propuestas pero ella dijo "bueno, leyendo lo que pusieron, no encuentro propuestas así que pondré mi conclusión". Le comenté de nuevo que eran propuestas pero dijo que ella sabía qué poner y escribió algo tan personal que no aportó al trabajo, le pedí que escribiera lo que el profesor pedía pues era parte de la calificación pero se negó argumentando que "No había algo funcional para las propuestas" le pedí que incluso se inventara algo, al final sólo era un trabajo, y que incluso la ayudaremos a completar pero usó el pretexto más RIDÍCULO "No me engañaré a mí misma escribiendo algo que no creo" eso me dejó tan confundida, al final cada quién escribió una propuesta, ella no, dejó su opinión personalizada y así terminó esta conversación hasta que terminando de presentar chequé mi celular y vi un mensaje de ella diciendo que ya sabía qué poner. Aclaro que no vi el mensaje hasta después de presentar pero me reí un poco porque recordé lo que dijo la noche anterior.
Ahora sí, después de esta larga larga introducción de cómo fue trabajar con ella por dos años, puedo iniciar con lo que respecta a mi pregunta.
Desde que inició el último semestre se nos dejó un trabajo de ecología donde tendríamos que ayudar a una comunidad. Yo realmente en los proyectos, (y creo que todos) preferimos un trabajo donde no tengamos que poner mucho dinero. Vamos, es la prepa, ¿para qué gastar tanto en algo así? En fin, se me ocurría hacer algo con cosas reciclables, pero debo poner que los maestros que tenemos son bien dedicados a su trabajo, es decir, hacen el trabajo con pasión, lo aman realmente. La maestra de ecología era una total mujer verde, entonces cuando estábamos dando ideas para el trabajo, Berta propuso una granja de abejas (apiario) "estaría genial que tuviese cada una un apiario en su casa" bueno, realmente era un proyecto maravilloso, pero pues no ninguna tenía lugar dónde poner una caja así mas que Berta. "En tu cochera" dijo ella, "NO TE VAN A HACER NADA" (esto es más importante más adelante) la maestra finalmente se nos acercó para ver qué íbamos a hacer, le comenté mi propuesta y asintió, pero cuando Berta dijo "yo propongo un apiario" la maestra casi saltó de alegría, obviamente insistió en que ese fuera el proyecto, y bueno a regañadientes aceptamos. Lo hablamos y se ACORDÓ que como ninguna mamá de nosotras permitiría abejas en su casa y por la falta de espacio, sólo Berta tendría el apiario en su casa e iríamos con ella a ayudarla. (Lo hablé con mi mamá y divertida dijo que ni loca dejaría que abejas anduvieran en su casa, a demás de que tengo perros que no querría que destruyeran, atacaran o fueran atacados) El proyecto incluía hacer videos documentando el proceso.
No teníamos una caja de abejas (obviamente) y ella propuso que la HICIÉRAMOS NOSOTRAS MISMAS no hace falta decir que es un trabajo difícil si nunca has usado martillo, taladro, cierra, etc. A demás de lo costoso que sería conseguir los materiales, por lo que se descartó la idea al momento. Avance rápido y finalmente consigo (yo) una caja GRATIS por un contacto. Berta hizo lo que pudo para que nos dieran una pero nos iban a cobrar unos miles de pesos en la caja, la abeja reina, etc. (Hizo lo que pudo, pero ya verán porqué recalco algunas cosas) Estábamos satisfechas con que ya se reduciría el costo del proyecto; la caja estaba usada pero vacía, la llevamos a su casa y a petición de Berta, la dejamos en su cochera y llamé al contacto que me ayudó con la caja para que nos dieran tutoría pues ninguna sabe algo sobre cómo cuidar abejas. Compramos flores para que las abejas tuvieran de qué alimentarse, no fueron tan costosas. Nos fuimos todas tranquilas.
Cada parcial teníamos que entregar un avance del proyecto. (Yo trabajo con lo que tengo y me esfuerzo por conseguir lo mejor cuando puedo) Me ofrecí a editar el video con una app de celular, que era lo que tenía en ese entonces, todas aceptaron, ponía calco-manías de abejas, letreros... en fin, el video quedó "tierno" pero a Berta no le pareció, por lo que ella lo terminó editando a su gusto. La maestra podría decirse que yo era de sus favoritas, le gustaban mucho los trabajos que le entregaba, por lo que no veía el problema. En fin, menos trabajo para mí. Hubo dificultades para juntarnos, al ser forzosa la aparición de todos los integrantes en el video, teníamos que juntarnos al menos dos veces a la semana, oh pero Berta... Berta comentó que las tardes sólo podía ciertos días (al igual que nosotras por clases obligatorias de las tardes) sin embargo en los días libres Berta no podía faltar a sus clases de fuera de la escuela, citas con ciertas cosas que no mencionaré, trabajo, etc. (Puedo entender que sea una persona ocupada, pero entonces ¿porqué poner un proyecto tan difícil y hacerte responsable sabiendo que no puedes?
(Oh, y si se preguntan porqué no puse un alto, la maestra insistía que todo saldría de maravilla, no había vuelta atrás) Qué equivocada estaba la maestra.
Todo salió bien el primer parcial. Cuando inicia el encierro, es cuando las cosas salen mal, pues no podíamos juntarnos para continuar y sólo faltaba un vídeo.
Debo explicar algo:
El primer vídeo sólo era explicar el proyecto
El segundo era consiguiendo materiales e iniciando el proceso
El tercero eran los resultados, así que apenas en el tercero estarían entrando las abejas en la historia.

Un día cualquiera, recibimos en el grupo un mensaje de Berta totalmente asustada pues "¡Hay abejas en el apiario! (El tutor nos dijo que conseguir abejas sería rescatándolas, a un costo de 600-800 pesos no recuerdo. Milagrosamente, al tener la caja medio usada, las abejas aparecieron sin necesidad de gastar un solo peso, esto era lo mejor que nos pudo pasar, incluso con una abeja reina, Dios, Oddin, Buda, estaban de mi lado y en el de nuestras carteras) Me pidió que llamara inmediatamente al tutor que fuera a ayuarla, el apiario seguía en su cochera y tenía miedo de que LAS ABEJAS LE HICIERAN ALGO y yo estaba que me moría de risa por dentro porque ella misma dijo que LAS ABEJAS NO TE HACEN NADA, claro que no me puse a discutir y la tratamos de calmar mientras hablaba con él, lo mismo dijo, las abejas no te hacen nada. Pero no escuchó, después de un rato de alarme nos mandó un audio (o mensaje, no recuerdo) diciéndome que la había regado por completo. Se me heló la sangre, ¿qué había hecho?
Resulta que mientras yo hablaba con el tutor, ella llamó a otra persona y ellos eran los dueños oficiales de la caja que me habían prestado (la caja me la prestó un maestro, el tutor se la pidió) y pidieron que se las regresáramos. Le comenté al tutor esto, me dijo que si queríamos conservarla simplemente no le siguiésemos hablando, (sé que estaba mal, pero sólo eran unos meses, estaba desesperada y asustada) el señor pidió la dirección de Berta y ella se la pasó, también le comentó el señor que nos multarían por tener abejas sin permiso y blablablablabla, yo le insistía, suplicaba que no les dijera más pero ella dijo que sí se las entregaría y tendría que comprar otra de tres mil pesos masomenos. Estábamos muy molestas pero ya no había nada qué hacer. Ahora, ella dijo que alguna de nosotras tendría que ir a comprar la caja, yo no me muevo sola por la ciudad, tengo padres protectores, al igual que las otras dos (P Y E) por la pandemia mi familia ni loca quería salir, y bueno P Y E tendrían sus propias razones por las que no pudieron ir. Berta sí se puede mover sola, así que ella se el tutor fueron por la caja. Este ayudó a mover las abejas al nuevo apiario. Claro que los servicios del tutor no eran de a gratis y le cobró todo a Berta, acordamos pagarle cuando nos pudiésemos ver.
Como la pandemia se extendió la maestra CANCELÓ el proyecto y lo transforma en una forma de exentar. El proyecto nuevo era individual (Aleluya cñor Oddin, jebus o Buda) pero sólo quienes participen en la parte final del proyecto antiguo exentarían. Le preguntamos a Berta qué sucedería y dijo "pues yo lo voy a entregar" y mis ojos estaban como platos al leer ese mensaje, pero no soy alguien tranquila (creo que se dieron cuenta) y me puse a defender que nosotras igual deberíamos participar. (Estudiar online fue más complicado de lo que creíamos, exentar habría sido una bendición, así es HABRÍA SIDO) Creo que al final se dio cuenta de que ninguna pagaría si nos saca del proyecto. Ella ya había hecho supuesta mente 90% del vídeo, nos dio unas cuantas frases a narrar y se ofreció a editarlo.
Aquí termina la parte del proyecto por el momento, Berta nos comenta el total de todo y pone que son unos $430 cada una. Es el primer proyecto que pagaba más de doscientos y estaba algo molesta, pero aceptamos pagarle. Pero con la pandemia le pedimos tiempo pues nuestros padres no tenían el dinero por el momento. Ninguna tiene un nivel económico alto, así que entendíamos la situación de cada una. Hubo unos días que en el grupo pedía si ya se lo podíamos pagar, aquí fue cuando hubo algo que me llamó la atención. Berta comentaba que quería comprarse unas cosas de arte con el dinero que le pagaríamos, en mi caso y el de las demás igual el dinero mi familia lo estuvo usando para comida, nada de caprichos. Por lo que esperaba que mínimo diera tiempo para poder establecer el dinero.
Ahora pasemos a otro suceso de otra materia que tiene que ver con esto. Un proyecto algo largo de investigación y creación de infografías y carteles, éramos (como siempre) tres, era un proyecto de.... (adivinaron) seis personas. Mandé mensaje al profesor, quería saber si se podía con otros salones, dijo que sí. P y E insisten que invitemos a Berta al equipo, con tal de trabajar menos, estuvimos de acuerdo. Resumen de la conversación.
¿Tienes equipo?
No
¿Te nos unes?
No... esque como que no saben trabajar y tengo que corregirlas mucho y me canso... lo haré sola
Oh bueno, nice
Metimos a otra persona y empezamos a trabajar.
Unos 20 min después de empezar (Tardamos alrededor de unas 6 horas en el trabajo) Recibo un audio de Berta "Oye, siempre sí quiero trabajar, ya no me alcanza el tiempo para hacerlo sola" y pues me quedé como "pues..."
"Ah no, mejor sí lo hago sola" y dejó de contestar
Faltando DIEZ minutos para entregar el proyecto, Berta me manda un audio: Oye Unicornio, como ya las ayudé en entrar en el proyecto, ¿podrían meterme en el trabajo porfa?
Yo lo sentí un tipo amenaza en el momento, pues aún no se entregaba el proyecto, así que podía sacarnos aún, aunque ya no lo creo porque pues se arriesgaría a que no le pagáramos (cuánta guerra por un proyecto) en fin, lo pusimos.
Siguiente proyecto
¿Te nos unes?
Va, pero... nos faltan dos, ¿no?
Sí pero ya tienen todos equipos
¿Se puede con otros salones? (Me imagino que se quiso ir con Ruth)
Sí, también ya tienen equipo.
*Se desconecta*
Nosotras: ._____.
Trabajamos desde las cinco de la tarde hasta la una de la mañana y aún nos faltaba un poco para acabar. Sin ratros de Berta. Acordamos levantarnos temprano para acabarlo.
Faltando denuevo unos minutos para entregarlo, Berta aparece.
"Hola, supongo que ya me sacaron jajaja"
Ninguna respondió, estábamos molestas
"¿Ya acabaron o las ayudo en algo"
-Visto-
-¿Podría alguien responderme al menos?
POR PRIMERA VEZ PAOLA LA ENFRENTO, SE ME HIZO TAN TIERNO Y GLORIOSO
Sí, te sacamos, y ya lo acabamos.
Ok, perdón ¿Me entregan mi dinero?
Bien, aquí ha pasado un tiempo considerable, sin embargo como podrán suponer, las cosas no iban bien. Sólo yo respondí esta vez: Berta, te JURO pagarte, pero no es mi dinero, mis papás tienen que avisarme (cabe aclarar que igual estaban molestos por los sucesos que ocasionaron esto pero igual saben que pagar era lo correcto)
El día de entrega del vídeo Berta me manda mensaje diciéndome que la aplicación con la que editaba se estropeó, y bueno con lo que sucedió la vez pasada no creía que yo editando el video sería una gran opción. (A demás de que TODOS los demás vídeos de otras materias, yo los editaba por horas en un nuevo programa) pero ni P ni E sabían editar así que lo hice, lo edité como lo pidió y faltando una hora maso menos, mi computadora comenzó a fallar y se perdió el archivo y mi aplicación ya no quiso funcionar, me asusté tanto y les informé a mis compañeras, todas estaban asustadas mas ninguna me echó la culpa, hablamos con la maestra y nos dio tiempo de entregarlo. Cabe aclarar que ya todas habíamos entregado todo y este vídeo sólo era para asegurar un diez. Pero no hubo modo de que mi computadora funcionara a tiempo, así que el vídeo se perdió. Es decir, entregamos... nada. Me disculpe muchísimo con el equipo pero ninguna estaba molesta, sólo Berta porque el proyecto fue para nada.
En mi preparatoria si no tienes todo pagado, no te dejan ver tus calificaciones (sigo sin saber con qué promedio me gradué) no hemos podido pagar. Berta mandaba mensajes al grupo pidiendo su dinero en el grupo, yo le respondía que esperara, las demás nunca le respondieron. Hasta que me cansé y esperé a que me dijeran mis padres cuándo lo tendrían. (Son del tipo que si insistes se enojan mucho, dan miedo). Por lo que ya no respondía sus mensajes, siempre respondía lo mismo.Hasta que una vez me marcó, pidiéndome el dinero, la llamada fue la siguiente:
¿Hola?
ZOE ¿ya tienes el dinero?
Déjame ver -la pone en silencio-
Pa, que si ya tienes el dinero
Pues... sólo traigo este billete en mi cartera... pero bueno, dile que sí
-Suspiro- sí, ya lo tengo, puedes venir por él, trae cambio porfavor.
¿No me lo pueden traer?
-Miro a mi papá quien niega con la cabeza-
No, perdón, no podemos
Ok, a las cinco iré, ¿está bien?
Claro, aquí te espero
-No vino-
Insistió que se lo llevara a su casa, pero mi familia no estaba de acuerdo, por lo que me dio la opción de que se lo depositara. Le expliqué esto a mi papá y me dijo molesto que le dijera que no, que si lo necesitaba tanto, que viniera por él. Así lo hice. Ahí empieza el pleito pues Berta se molesta diciendo que no es justo, que no quería quedar mal conmigo, etc. "Te estoy dando opciones" no me estaba haciendo ningún favor realmente, pero pues como dije, mis padres no estaban contentos con esto. "No hubiese hecho el video y exentas que sí me pagas, y como no hiciste nada pues para qué" (borré todo, no recuerdo bien lo que decía) pero ese "No hiciste nada" me rompió, comencé a decirle todo, todo lo que pensaba, lo que sentía, lo que soportaba de ella, las frases que nos decía de lo mal que trabajamos. Fue una gran discusión, ella igual mencionó cosas de mí, no la representaré pues hay cosas que no pienso mencionar. al final de tantas palabras sólo dijo "Mañana voy por el dinero y ya" Estaba por decirle que trajera cambio exacto pero mi enojo y tristeza me hicieron decirle "Pues me la estoy pensando en si te pago o no" Aunque realmente quería decir "en ese momento" y eso la enojó más (por obvias razones) Finalmente le dije que igual molestara a las demás (investigando un poco, a las demás sólo les mandó uno o dos mensajes según me dijeron) Realmente sí quería pagar pero estaba muy molesta en ese momento, y le dije que ese dinero era de mi papá, lo único que había, pero terminó bloqueando mi celular.
No le entregué el dinero, a veces me siento mal por esto pero mis amigos insisten en que estuvo bien defenderme. ¿Uds qué opinan? Aclaro que sé que el dinero sin importar para qué lo quería, pues se lo tendría que pagar, pero sabiendo que es más para un capricho que para una emergencia, mínimo se pudo esperar.
Dudo que alguien lo lea completo pero si lo hacen, espero sus respuestas.
submitted by curiosaentodo to AskRedditespanol [link] [comments]


2019.12.24 02:09 Dragonlibro_Patata (妖神记 / Tales of Demons and Gods) El Diario de Demonios y Dioses C5

Alquimista
Las monedas espirituales son las monedas utilizadas en la Ciudad Gloria. Usualmente, dos mil a tres mil monedas espirituales demoníacas serían suficientes para los gastos anuales de una familia plebeya. El valor de los artículos en la Ciudad Gloria es medido por monedas espirituales. Por ejemplo: armaduras de batalla, cristales demoníacos, pieles de bestias demoníacas, elixires, y otros varios artículos.
La cuota anual del Instituto Santa Orquídea debería ser alrededor de tres mil monedas espirituales. Para una familia plebeya, esto sería un enorme gasto. Pero muchas familias plebeyas prefieren vivir austeramente y enviar a sus hijos al Instituto Santa Orquídea. Esto se debe a que, una vez que ellos se conviertan en un Peleador o un Espiritista Demonio, incluso si es solo un Rango de Bronce, ellos pueden cambiar el destino de su familia.
Un Peleador de Rango Bronce, si ellos se unieran a la armada y se convirtieran en soldados, tendrían un salario anual cerca de cinco mil monedas espirituales. Al mismo tiempo, ellos también pueden aventurarse dentro de Las Santas Montañas Ancestrales y ganar más beneficios de ahí.
Nie Li pertenece a la Familia Celestial. Esta es una familia aristocrática relativamente decreciente. El patriarca es un Espiritista Demonio de Rango Oro 1-estrella. El ingreso anual de la familia es alrededor de seiscientas mil monedas espirituales. Los gastos anuales de la familia son muy grandes. Solo los gastos de la cuota anual de los niños serian alrededor de trescientos mil monedas espirituales. Esto, junto con varios otros gastos, a menudo la familia lucha para poder llegar a fin de mes. Sin otra elección, pero vendiendo algo del negocio familiar para apoyarse, la Familia Celestial era capaz de conseguir que todas las generaciones jóvenes entraran al Instituto Santa Orquídea.
[N/T cambie el nombre de la Familia de Nie Li de Marca Sagrada a Familia Celestial]
El Patriarca una vez dijo que solo un miembro excepcional de las generaciones jóvenes podría conseguir que la familia ascendiera una vez más. Incluso si tuvieran que vivir con una alta perdida ellos permitirían que cada uno de la generación más joven tuvieran la mejor crianza posible que ellos puedan darles.
En su vida pasada, Nie Li no comprendía muy bien esta frase. Él se sentía extraño sobre las acciones del Patriarca, Nie Hai*. El Patriarca era muy estricto con ellos. Después de que reviviera, Nie Li pudo finalmente entender el pensamiento y la preocupación del Patriarca.
[T/N: Nie Hai es el nombre del patriarca.]
Como un miembro de la Familia Celestial, él también quería hacer crecer la familia y convertirla en la más poderosa de la Ciudad Gloria.
Después de su renacimiento, la memoria de Nie Li obtuvo muchas técnicas poderosas de cultivación. Antes de eso, él tendría que hacer algo de dinero para comprar algunos Cristales Alma Primaria.
Con el fin de probar los atributos de su Reino Alma, el necesita un cristal de alma. Entonces, él puede decidir en qué técnica de cultivación practicar. Si la técnica de cultivación coincide con uno de los atributos de Reino Alma, entonces el entrenamiento sería más efectivo.
¡Dong! ¡Dong! ¡Dong!
La campana sonó a lo largo de Ciudad Gloria. La clase ha terminado.
Los estudiantes del Instituto Santa Orquídea salieron corriendo de las enormes puertas, pasaron a través de la bulliciosa calle del frente. Los mercaderes hablando unos con otros.
“¡Las ultimas armaduras de batalla Rango Bronce! ¡Con patrones de Nieve de Viento inscriptos en ellos! Nobles, damas y caballeros, ¿están interesados?” Un vendedor con una túnica gris saludo a la multitud con mucho entusiasmo. Esto pronto atrajo la atención de muchos estudiantes. Una armadura de Rango Bronce no es algo que un estudiante común y corriente pueda permitirse. Sin embargo, en el Instituto Santa Orquídea, todavía hay un montón de hijos de la nobleza. Algunos de ellos son extremadamente pesados, y pueden venderles a estos estudiantes ricos si eran lo suficientemente afortunados.
“¡Mira, una armadura Rango Bronce con patrones de Nieve Viento inscriptos!”
Los estudiantes estaban excitados y hablaban el uno con el otro. Un par de guantes estaban destilando una luz azul profunda. La superficie estaba cubierta con tallas misteriosas y revelaba una tenue aura helada escalofriante.
“¿Cuánto cuesta esto?” Un estudiante pregunto en voz baja.
“¡Sesenta mil monedas espirituales!” El vendedor dijo mientras sonreía. “¡Dios mío, tan caro!”
Una familia ordinaria nunca podría acumular sesenta mil monedas espirituales demoniacas ni en diez años.
“¡Esta es una armadura Rango Bronce con patrones de nieve viento inscritas en él! El patrón de Nieve Viento fue dibujado usando la sangre de una Banshee Nieve Viento. La Banshee estaba en su mejor momento antes de ser asesinada. Sus características también hicieron que los guantes adquieran una fuerte capacidad de ataque. Esto es definitivamente un blindaje adecuado para los Peleadores tipo Nieve Viento o los Espiritistas Demonio!”
El vendedor se jactó al presentar la armadura. Muchos estudiantes observaron el par de guantes con nostalgia, pero aun así se fueron. Dicho artículo caro no es algo que pueden pagar.
“Si la armadura Rango Bronce solo cuesta sesenta mil monedas espirituales, ¿Entonces no serían la armadura Rango Plata y la armadura Rango Oro aún más caras?” Lu Piao murmuró. Su asignación mensual era de unos quinientos monedas espirituales demoníacas. La familia de Lu Piao tiene un montón de negocios, por lo que Lu Piao se puede considerar bien adinerado. En su vida anterior, Lu Piao a menudo ayudaba a Nie Li y Du Ze. Pero incluso si Lu Piao tenía algo de dinero, la armadura Rango Bronce no es algo que se puede permitir.
Mientras Nie Li, Lu Piao, y Du Ze caminaban, miraban a su alrededor. Esta calle estaba llena de todo tipo de artículos. No importa que artículo, ya sea caro o barato, se puede encontrar aquí.
“Nie Li, ¿En qué estás pensando?” preguntó Lu Piao, confundido mientras Nie Li miraba a su alrededor. Mientras ellos hablaban, una figura llego frente al vendedor.
“Mira, es Shen Yue!” Lu Piao declaró, dirigiendo la ubicación del Shen Yue con su boca, “Y también de Ye Zi Yun!” Nie Li miró hacia esa dirección.
Sólo vio a Ye ZiYun y algunas chicas charlando alegremente. Esa cara bonita y esa dulce sonrisa suya estaban llena de sol. Entre el grupo de las chicas, la sonrisa de Ye ZiYun era sin duda la más deslumbrante, lo que hacía que todo el mundo la miré. Todo a su alrededor se hizo más vibrante, debido a la existencia de Ye Zi Yun. Shen Yue también la miraba de vez en cuando.
“Muy bien, me está faltando guantes Rango Bronce. Envuelva este guante Rango Bronce para mí” dijo Shen Yue ligeramente para el vendedor.
“¡Sí, Joven Amo!” El vendedor inmediatamente sonrió al escuchar las palabras de Shen Yue y rápidamente agarro el guante.
“Aquí tiene sesenta mil monedas espirituales.” Shen Yue saco seis cartas cristalinas demoniacas. Una sola carta puede representar diez mil monedas espirituales.
El hizo que sesenta mil monedas fueran poca cosa. Con una expresión de ‘No me interesa’ puso el guante en su anillo contenedor. Algunas chicas alrededor de él dejaron salir un sordo sonido. El tan fácilmente saco sesenta mil monedas espirituales, ¡Tan Rico! Algunas de las chicas bonitas tenían una mirada reluciente en sus ojos, mientras tiraban miradas de flirteo hacia Shen Yue. Aun así, Shen Yue las trato como si fueran invisibles. El orgullosamente miro hacia el grupo de Nie Li. Entonces, miro hacia Ye ZiYun. Sus ojos claramente decían, ‘Solo tengo ojos para ti.‘
[T/N: El nombre de Ye Zi Yun, Se cambió a Ye ZiYun. Culpen al puto traductor en inglés? xD]
“¡Que sucio!” Lu Piao dijo. “¡Esto es un ataque de bala de plata!”
“¡Tirano! Fácilmente tirando sesenta mil monedas, e incluso tiene un aniño contenedor” Du Ze dijo, mientras sacaba sus manos. Templando su cabeza, el miro hacia Nie Li y dijo, “Nie Li, la gente como él son bonitas y ricas. ¿Cómo puedes competir contra ellos?”
“He he, a ZiYun no le interesa en dinero” Nie Li casualmente dijo. El contemplo a Ye ZiYun. Ella ignoro completamente las acciones de Shen Yue, y estaba hablando con algunas niñas alrededor de ella. Sus ojos ocasionalmente miraban a Xiao Ning‘er, pero ella solo estaba a un lado pensando.
La expresión de Xiao Ning‘er era fría. Ella usualmente era una loba solitaria, y no tenía mucho contacto con otros estudiantes.
Nie Li sabe que Ye ZiYun lo que más quiere ahora es amistad. En su vida pasada, Ye ZiYun siempre quiso ser amiga con Xiao Ning‘er, pero sus identidades las obligaron a ir por diferentes senderos.
Viendo la expresión de Ye ZiYun, Shen Yue estaba de alguna forma desilusionado.
“De acuerdo, Ye ZiYun en verdad no está interesada en dinero. Nie Li, a ella no le gustaran las mujeres, ¿verdad? Si es así, tu juego está perdido.” Lu Piao parpadeo, probando a Nie Li.
Nie Li rio. El naturalmente no pondría las palabras de Lu Piao en su corazón. En su vida pasada, él era el único hombre de Ye ZiYun.
“Vamos, ¡Estoy iniciando mi plan!” Las expresiones de Du Ze y Lu Piao se volvieron solemnes, y asintieron.
“Lu Piao, ve a comprar dos arcos y cinco mil flechas. Una ballesta cuesta ciento sesenta monedas espirituales y las flechas cuestan treinta monedas espirituales cada una, ¡Que no te engañen!” Nie Li le dijo a Lu Piao, “Nos encontraremos en la zona de entrenamiento de la escuela.”
“¡De acuerdo!” Dijo Lu Piao mientras asentía y sintiéndose un poco curioso. ¿Acaso Nie Li ha comprado ballestas y flechas en el pasado ya que sabe su precio?
La mesada mensual de Nie Li solo constaba de quince monedas espirituales, por eso él no tiene suficiente para comprar cosas costosas. “Du Ze, vamos a comprar hierba de lago negra,” Nie Li dijo. La hierba de lago negra tiene un cierto tipo de parálisis.
La situación de Du Ze es incluso peor que la de Nie Li. Naturalmente, Nie Li no dejara que Du Ze ocupe su dinero. Por eso cuando fueron a comprar esas hierbas. Nie Li era el que estaba pagándolas.
Hierba de lago negra es muy barata. Una moneda espiritual puede comprar mucho de ella. En adición, Nie Li también compro algunos agentes de fusión de bajo nivel y fue a una pequeña colina de la ciudad gloria para recolectar Hierba Zoysia.
“¿Qué tienes planeado hacer?” Pregunto curiosamente Du Ze. Nie Li se rio misteriosamente.
“La Hierba de lago negra tiene un cierto tipo de efecto parálisis, pero al eficiencia es muy baja. Es generalmente ocupada en heridas para bajar el dolor. Para la Hierba Zoysia, es una planta muy común por eso nadie ha descubierto un buen uso para ellas aun. Aun así, si es usada con un agente de fusión y una hierba de lago negra, puede gratamente aumentar el poder del efecto parálisis de la hierba de lago negra.”
Du Ze estuvo aturdido por un momento y entonces pregunto. “¿Qué tan fuerte es el efecto?”
Nie Li rio y dijo, “No tiene mucho efecto en una bestia demoniaca ordinaria. El efecto es menor que un agente para paralizante. ¿Pero sabes que las ovejas corneadas nunca comen Hierba Zoysia?”
“¿Ovejas corneadas?” repitió Du Ze y de pronto estuvo en silencio. Como el vagamente adivino algo, levanto sus ojos, “Nie Li, ¿Por casualidad tu eres un alquimista?”
“¿Un alquimista?” Nie Li pensó por un momento y rio, “Eso creo.”
Un alquimista está referido a quienes usan las hierbas para refinar elixires o personas que necesitan prescripciones. Nie Li no es un alquimista. En su vida pasada, el solo tenía conocimiento de ellas.
Aun así, el estándar de alquimistas en la Ciudad Gloria era muy bajo. Ellos ni siquiera pueden ser considerados alquimistas reales. Nie Li puede mirar hacia abajo a los tan llamados ‘Alquimistas‘ en la Ciudad Gloria. Cuando Nie Li estaba teniendo sus aventuras por el continente, el entro al Bosque Toxico. Las personas viviendo en el bosque toxico han sobrevivido a incontables ataques de bestias toxicas. ¡Ellos pueden ser considerados alquimistas reales! Nie Li empezó a mezclar las hierbas y fusionando los agentes, obteniendo un total de seis botellas llenas de drogas.

Campo De Entrenamiento Del Instituto

El campo de entrenamiento fue establecido por el Espiritista Demonio de Rango Leyenda Señor Ye Mo y el Director de la escuela, quien era un Espiritista Demonio de Rango Oro Negro. El campo de entrenamiento estaba rodeado por murallas. Cada año, expertos en la Ciudad Gloria capturan algunas bestias demoniacas de nivel bajo y las ponen en el campo de entrenamiento. Cualquier estudiante del instituto bajo el nivel de Rango Plata, puede entrar al campo. Los estudiantes pueden cazar a las bestias dentro y obtener pieles, cristales demoniacos, y varios materiales de las bestias y pueden disponer de ellas libremente. Algunos de los más pobres estudiantes pueden cazar dentro del campo de entrenamiento para ayudar con la situación financiera de su familia.
El grupo de tres de Nie Li ni siquiera han alcanzado el Rango Bronce 1-estrella, aun así. El lugar al que van es el lugar más seguro del campo de entrenamiento. Solo hay ovejas corneadas en ese lugar. Aun cuando las ovejas corneadas son muy agresivas en la naturaleza. Todavía son herbívoros. Por lo tanto, sus ataques solo causarían heridas serias. Por lo que pueden ser consideradas seguras.
El grupo de Nie Li entro al campo de entrenamiento después de que tuvieran sus identidades verificadas por los guardias en la entrada.

Campo De Entrenamiento Área De Aprendices

Entre los espaciosos árboles, habría un camino de ovejas corneadas cuales lentamente pasaban. Sus ojos rojos, ocasionalmente ellos levantarían sus orejas para escuchar. Una vez que un extranjero entre en su territorio, ellos atacarían sin misericordia.
De pronto, un sonido anormal fue escuchado. La oveja corneada cercana al grupo de Nie Li dejo salir un gruñido y fue corriendo hacia la dirección del sonido anormal.

(Continuará...) Si no quieres esperar, lee más gratis en Bookista @ Google Play.
submitted by Dragonlibro_Patata to Wuxia_y_Xianxia [link] [comments]


2018.06.22 00:39 master_x_2k Colmena VI

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

Colmena VI

Sin importar cuán efectivo haya sido la demostración de poder de Perra, no ayudó mucho a la tensión entre las facciones que componen nuestro grupo. No fue solo Kaiser quien se asustó y roció con sangre. En el peor de los casos, si estallaba una pelea en el grupo, me preocupaba que los resentimientos de esa única cosa pudieran poner a otros en nuestra contra.
Decidí tratar de remediar eso. Los Viajeros parecían ser el único grupo presente en el que no había ningún drama previo empeorando las cosas.
“Hey”, disminuí mi ritmo para poder hablar con la chica de los Viajeros, “¿Cuál es tu nombre?”
“¿Mi nombre clave?”
“Sí.”
“Sundancer.”[1]
“Me uso Skitter. No pude decidirme por un nombre, así que los medios escogieron uno para mí.”
“Eres uno de los Outsiders, ¿verdad?”
“Undersiders. Soy nueva en el equipo, sinceramente, pero son simpaticos.”
“Ah hah.” Miró en la dirección de Perra.
“No es tan mala como pensarías”, le dije, sonriendo. No podía verme sonreír, con mi máscara cubriendo mi boca, pero esperaba poder escuchar el humor en mi tono. “¿Cómo es la vida entre los Viajeros?”
Ella pareció sorprendida por la pregunta. Tardó unos segundos en decidir cómo responder. “Intenso. Violento. Solitario.”
La respuesta me sorprendió. Ella eligió la palabra intensa en lugar de emocionante, pero esa no fue la parte más extraña de su respuesta. “¿Solitario? No creería que ese sería el caso, pasar tiempo con compañeros de equipo.”
Ella se encogió de hombros, “Están pasando cosas que hacen que pasar el rato sea menos divertido de lo que debería ser. No voy a explicarlo, así que no preguntes.”
Levanté las manos, con las palmas hacia adelante, deteniéndola, “No iba a hacerlo. Solo tenía curiosidad de cómo es para otros equipos, ya que soy bastante nueva en esto.”
Ella se relajó un poco al respecto. “No es solo el... No puedo pensar en una palabra mejor que el drama... pero el drama suena como una subestimación. Lo que sea. No son las otras cosas que están sucediendo, es que nos movemos constantemente, rara vez pasamos más de una semana en un lugar, ¿sabes?”
“No”, admití. Disimulé la verdad un poco, solo para estar a salvo, “Me mudé dos veces cuando era niña, pero era demasiado joven para recordarlo. En su mayor parte, crecí aquí.”
“Termina cansando, tener que-” ella dejó de hablar cuando de repente me empujaron hacia un lado. La punta de la cola de se apretó contra el centro de mi pecho, me hizo retroceder y me empujó contra el capó de un viejo y destartalado automóvil.
“Oye”, gruñí, pero él negó con la cabeza, se llevó un dedo al labio. Sus ojos azules se clavaron en los míos. Eran ojos extraños. No blancos, solo iris azul celeste que se extendían de esquina a esquina, con pupilas rectangulares y horizontales.
Miré a los otros, y todos se estaban moviendo para cubrirse. Kaiser, Fenja y Menja se habían metido en un callejón. Perra y sus perros estaban desapareciendo en la esquina más alejada del mismo edificio, haciendo solo el ruido de garras contra el concreto.
Delante de nosotros, un trío de personas en colores de ABB cruzó la calle. Un chico y una chica que parecía que podrían haber sido miembros de pandillas antes de la campaña de reclutamiento hardcore de Bakuda estaban hablando. Un adolescente que tenía más o menos mi edad estaba detrás de ellos, parecía demasiado asustado y cansado como para ser cualquier cosa menos uno de los nuevos reclutas. Estaban todos armados. Un machete colgaba de la mano del matón masculino, mientras que la niña jugaba con una pistola. El chico de aspecto asustado tenía un bate de béisbol con clavos clavados en él. ¿La gente realmente hacia eso? ¿El bate de béisbol con clavos?
Justo detrás de ellos estaba el edificio que tenía que ser nuestro objetivo. Era una bodega gris sucia, con las letras 'ABB' pintadas en aerosol sobre y alrededor de la puerta de la bahía de carga en rojo y verde en un estilo elaborado.
Cuando la patrulla se fue, Newter habló, “Tienen patrullas, y han etiquetado el edificio. Ese será nuestro objetivo hoy.” Miró su reloj, “Dos minutos hasta que sea hora de moverse.”
“Mis chicas y yo daremos una vuelta alrededor”, dijo Kaiser desde la portada del callejón, “Atacaremos desde otra dirección.”
“Oye, no”, le contesté, “ese no es el trato. Estamos en grupos como este por una razón, y esa razón sale volando por la ventana si nos separamos así.”
“No pedí tu permiso,” contestó Kaiser, su voz fría. Sin esperar una respuesta, se dio vuelta para irse, Fenja y Menja lo siguieron.
“¿Vamos a detenerlos?”, Le pregunté.
“Podría alcanzarlos”, nos dijo Perra, mientras montaba a Brutus hacia nuestro grupo.
Newter negó con la cabeza, los labios delgados presionados en una línea que solo acentuaba su extraña apariencia, “No vale la pena, y es peligroso luchar entre nosotros en territorio enemigo. No tenemos tiempo, de todos modos.”
“Perra, ¿puedes llamar a Grue y Tattletale para avisarles?”, Pregunté. “Pueden tomar medidas si lo necesitan.”
Ella asintió y sacó su teléfono celular.
Mientras Perra hacía la llamada, Newter hacía señas a los demás para que se reunieran en una multitud. “Hablemos plan de ataque. Skitter, Perra, ustedes dos tienen más experiencia lidiando con estos tipos, así que dígannos que piensan.”
Eché un vistazo a Perra. Ella estaba ocupada con la llamada, y había estado fuera de acción durante nuestro último encuentro con el ABB, lo que la dejó a oscuras en lo que respecta a Bakuda. Depende de mí.
Me aclaré en silencio la garganta, y luego dije: “A Bakuda le gusta poner trampas, y si este lugar es lo suficientemente importante como para patrullar, es lo suficientemente importante como para tener algunas trampas. Déjame enviar mis bichos primero. Puedo obtener una idea general del área, y los bichos también confundirán y distraerán a cualquiera que esté dentro, lo que debería facilitar las cosas para ustedes.”
Newter asintió una vez, “Está bien. Ese es el primer paso. Perra, ¿pueden tú y tus perros atacar la planta baja? Iré a la ventana del segundo piso.”
Perra le dio un breve asentimiento en respuesta.
“¿Los bichos no la morderán?”, Preguntó Newter.
“No”, le respondí, “tampoco te morderán a ti.”
“No podrían si lo intentaran”, me respondió Newter, sonriendo. Es curioso, si mirabas más allá de la extraña apariencia – el cabello azul, los ojos extraños, la piel anaranjada y la cola, en realidad era un tipo bastante guapo.
“Sundancer, ¿qué puedes hacer?”, Preguntó Newter.
“Creo que se podría decir que soy artillería”, respondió Sundancer, “pero tengo el mismo problema que Ballistic, eh, mi otro compañero de equipo. No estoy segura de poder usar mi poder sin lastimar realmente a mucha gente.”
“Entonces quédate atrás con Labyrinth. Ustedes dos estén listas para cubrir nuestro retiro o ayudar si tenemos problemas”, respondió Newter.
“Parece que sabes lo que estás haciendo”, comenté.
“Tal vez algo de Faultline se me contagio.” Sonrió. Luego miró su reloj, “Veinte segundos.”
Newter miró a los dos soldados que Coil había enviado, “Ustedes dos, ¿pueden-”
“Estamos tomando una posición en esta azotea, aquí”, respondió el más bajo de los dos hombres, señalando el dúplex de dos pisos junto a nosotros. “Te apoyaremos con fuego de cobertura.”
“Uh, bien. Intenta no matar a nadie”, dijo Newter, mirando su reloj de nuevo, “Cinco segundos. ¿Skitter? ¿Tu empiezas?”
Me extendí a todos los bichos que había acumulado, menos los que tenía debajo de mi traje. Los dirigí hacia el lado del edificio que estábamos enfrentando.
El enjambre entró por las ventanas que estaban abiertas o rotas, y la única puerta abierta al costado del edificio, que fluía hacia los pasillos. Me aseguré de extenderlos para cubrir cada superficie, sintiendo cualquier cosa fuera de lugar o inusual. Había un buen número de personas dentro, lo cual no fue una gran sorpresa, pero mis bichos estaban haciendo mucho contacto con piel desnuda. Me di cuenta de que la gente reunida en el área abierta de la planta baja del almacén estaba casi desnuda. Desnudados a su ropa interior. Fue tan inesperado que me hizo perder el control.
Negué con la cabeza. No podía permitirme distraerme. Bakuda probablemente usó metales y plásticos, y para los sentidos superfinos de los bichos, esa era una textura completamente diferente de las paredes. Intenté filtrar las cosas habituales y percibir solo las cosas de plástico o de metal. A solo unos metros de la entrada, encontré dos protuberancias en forma de cúpula a cada lado de la escalera que conducían al segundo piso, metal y plástico.
“Hay algo allí”, dije. “Dame un segundo.”
Saqué una página del libro de jugadas de Grue y reuní a un grupo de bichos en una forma densamente humanoide. Moví esa colección de bichos a través de las puertas y al lugar donde se encontraban las pequeñas cúpulas.
La explosión hizo saltar un pedazo de tamaño considerable de la pared exterior del edificio más cercano a nosotros. La gente que estaba dentro, nerviosa por la afluencia de bichos, comenzó a dispersarse, gritar, correr hacia las salidas.
“¡A la mierda!” Los ojos de Newter se abrieron de par en par.
“Detectores de movimiento, creo”, dije, “O se activó por proximidad. Mis bichos normalmente no los activarían, tuve que engañarlos.”
El suelo era demasiado duro para las minas terrestres, así que me concentré en que el resto de los bichos barrieran el resto del edificio, rozando las superficies y buscando más problemas. Encontré dos más, me aseguré que nadie estaba cerca y usé el mismo método para detonarlos. Las columnas de llamas, humo y escombros fueron visibles desde donde nos agachamos.
“Veinte o treinta personas en la planta baja, desarmadas y medio desnudas, diez en la oficina del piso superior, armadas”, les dije, “El camino está tan libre de trampas como puedo conseguirlo. ¡Vayan!”
Perra se lanzó a la acción, Newter solo unos pocos pasos atrás. Corrió a medias, medio gateó, su cola se movió detrás de él, presumiblemente para ayudar a mantener el equilibrio.
Cuando Perra hizo que sus perros chocaran con la puerta de la bahía de carga de metal cerrada, Newter interceptó a las primeras personas en salir por la puerta de salida de incendios en el costado del edificio. Saltó para cerrar la brecha de cinco metros tan rápido como pude haber lanzado un golpe, moviéndose de una persona a otra, dejando caer a cada uno de ellos en un instante. Muchas mujeres en ese grupo, y pude confirmar con mis ojos lo que mis bichos me habían dicho: nueve de cada diez personas de ese grupo, una mezcla de hombres y mujeres asiáticos, solo usaban ropa interior. ¿Tráfico de esclavos? ¿Prostitución? ¿Algo más oscuro? Sentí que mi piel se estremecía.
Mientras se lanzaba por el costado del edificio y se deslizaba por una ventana abierta como un rayo engrasado, sentí que Newter pasaba junto a varios de mis bichos. Cada bicho que entró en contacto con él cayó de la pared o del cielo, cayendo al suelo, vivo pero aturdido.
Recordé haber leído sobre él en la web. La información había sido escasa, ya que la Cuadrilla de Faultline no era el tipo de villano que aparecía en los periódicos o en la televisión, y los detalles concretos que estaban allí habían sido difíciles de separar de la especulación. Lo que sí sabía era que sus fluidos corporales eran potentes alucinógenos. Incluso el sudor que se acumulaba en su piel era aparentemente suficiente para enviar a alguien al suelo, tomando solo unos segundos para que fuera absorbida a través de la piel.
Concentré mi atención en rastrear lo que estaba sucediendo dentro del edificio. Newter estaba en el segundo piso, probablemente esquivando disparos mientras se acercaba al grupo de personas que había estado en la oficina de arriba. Tenía mis bichos agrupados a su alrededor, mordiendo las manos y rostros del grupo. Los envié arrastrándome en narices, orejas y bocas para interrumpir la puntería de las personas que podrían dispararle a Newter.
Kaiser, Fenja y Menja estaban atacando desde el lado del edificio opuesto a nosotros. Habían llamado la atención de la mayoría de los agentes armados y las patrullas, dejando a Perra y sus perros varados en medio de una o dos docenas de personas desarmadas, desvestidas y en pánico. Por lo que mis bichos percibían, daba muchas órdenes a sus perros.
Me di cuenta, tardíamente, de que alguien había bloqueado la ruta que Perra podría haber tomado para llegar a la lucha. Los bordes de la barrera eran delgados, afilados. ¿Cuchillas? Eso significaba que Kaiser sería quien la había bloqueado. ¿Era intencional, o había estado cortando las rutas de escape del ABB?
No podía sentir lo que Newter estaba haciendo porque mis bichos no podían tocarlo, pero podía sentir el movimiento del aire que lo seguía, podía rastrear la ubicación de los bichos con los que entraba en contacto antes de que fueran derribados por las drogas, y sabía que los hombres se estaban derrumbando cuando Newter se movió entre ellos y los derribó a cada uno con un toque. Uno o dos incluso colapsaron sin que él los tocara. ¿Algo más? ¿Sangre? ¿Escupitajo?
Solo uno permaneció de pie. Él y Newter se rodearon el uno al otro. Mis bichos no estaban teniendo mucho efecto en él, ya que llevaba un pañuelo o algo así en la cara.
No, espera, había una segunda persona, justo detrás de Newter. ¿Cómo no lo había notado?
Entonces el primero desapareció, y lo supe.
Agarré mi teléfono, accedí a los contactos y marqué automáticamente a Perra.
“Vamos, responde, responde”, le susurré al teléfono.
Luego, un puñado de mis bichos quedaron atónitos y algunos más aplastados cuando Newter colapsó encima de ellos. Dirigí la mayoría de los bichos en el edificio para distraer al atacante, con la esperanza de comprar a Newter el tiempo suficiente para escapar. No estaba funcionando, no se estaba moviendo.
“¡Mierda! ¡Responde, Perra!”
“¿Qué sucede?”, Preguntó Sundancer.
“Newter está herido.”
Labyrinth puso su mano sobre mi hombro y me hizo girar a medias para mirarla. Ella no dijo una palabra, su expresión apenas cambió detrás de la tela de su máscara, pero aún era lo más parecido que había visto a una respuesta emocional de ella.
Hubiera dicho algo, pero Perra eligió ese mismo segundo para contestar.
“¡Perra! En el segundo piso, Newter está herido, Oni Lee está en el edificio.”
Hubo una larga pausa antes de que ella respondiera: “Lung está aquí también.”
[1] Sun= Sol, Dancer = Bailarina

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.05.24 19:57 Subversivo-Maldito "CARTA ABIERTA DE LA GARGANTA PODEROSA, PARA LA MILITANCIA DE PODEMOS"

Amigas, aquí unas negras villeras que nunca merecimos volar. Amigos, aquí unos negros de mierda que nunca cobramos un sueldo para pensar. Compas, aquí 79 asambleas del barrio y del barro recién llegadas de Madrid por primera vez, recién aterrizadas sobre un aeropuerto por segunda vez. Nunca antes, en las décadas que tiene la memoria de nuestras villas, ni en los siglos que tiene la historia de nuestras comunidades, habíamos podido pisar el Viejo Continente, por más viejo que pareciera. Y mucho menos, soñar la posibilidad de interpelar al Parlamento, de disertar en televisión, de gritar nuestras verdades en sus universidades. Jamás, jamás, jamás, hubiéramos podido juzgar a Europa desde adentro.
Y ahora, Podemos.
Nosotros no tenemos una casa de 600 mil euros, como esa que ahora escandaliza a los medios de todo el mundo, aunque sus propios accionistas tengan varias en cada ciudad. Nosotras no tenemos esos 600 mil euros que pidió una pareja de jóvenes profesionales para poder adquirir una propiedad, endeudándose a 30 años. Pues no es ninguna novedad que no los tenemos, ni podríamos tenerlos. Por más créditos que pidiéramos, no juntaríamos ese dinero ni vendiendo todas nuestras casillas en todos nuestros asentamientos. Pero aun si milagrosamente sucediera, aun cuando una nube verde azotara el cono sur y regara de dólares nuestros pueblos, aun entonces no podríamos destinarlos a ninguna casa tan costosa, porque seguiríamos teniendo imperiosas prioridades más prioritarias. Otros pueden hacerlo y aducir que sí, "se lo han ganado", porque a veces el capitalismo deja ganar a los buenos para marearlos un poco, siempre valiéndose de la "meritocracia" y la "legalidad", como si la Corona fuera fruto de algún mérito o como si resultaran legítimas las legales ganancias de los bancos. No lo son. A nuestra humilde mirada, los dirigentes populares tienen la obligación de mantener su austeridad para no sacar los pies de la tierra, pero además tienen la obligación de hacer, sin perder su condición humana: de modo que tienen también la obligación de cometer errores. ¿O por qué piensan que pedimos a gritos una mayor participación de los excluidos en las estrategias partidarias que bregan por la emancipación? No es por altruismo, ni mera justicia social, sino por ese canal de formación que dirigen los invisibles, hacia todos los seres humanos sensibles. ¿O para qué sirve la educación popular? No sirve para nada, si no nos deja enseñar. Ahora bien, aquí no estamos hablando de dinero expropiado por los crímenes del franquismo que Iglesias expuso como pocos. Tampoco estamos hablando de cuentas offshore, ni testaferros que operaban para Montero. Sus movimientos financieros estaban ahí, a la vista del planeta, tal como lo plantearon para la lógica sensata del partido, el único que se autoimpuso salarios limitados y la condición de publicar hasta cada peaje facturado a nombre del Estado. Aquí no hubo ilícito, ni ladrón. Ni siquiera hubo una investigación. Hubo, sí, una operación que nadie intentó esconder y que hoy promueve un debate a la interna del campo popular global, convocado por esa misma pareja de compañeros que llamó a revalidar públicamente su legitimidad, como si no hubiera dado pruebas suficientes de transparencia y autenticidad. Tal vez ahora, esta crítica introspectiva se pueda traducir en algunas normas necesarias para ese liderazgo. O quizá se puedan clarificar las ambiciones de unos y otros, para ordenar el destino del fenómeno más genuino que hayamos visto estallar frente al Congreso español. Lo que no se puede, es dividirse.
¡No-se-pue-de!
La ingeniería socioeconómica de Podemos nos permite a nosotros, objetos de tantos análisis sociológicos y sujetos de casi ninguno, pensar por qué pasó lo que pasó, desde afuera. Por qué nos topamos ante una decisión "personal" que no espeja las necesidades de sectores anclados en el pozo ciego del mundo. Y nos parece algo fácil de comprender, salvo para quienes estuvieran esperando hace mucho una oportunidad para no comprenderlo. ¿Realmente alguien creía, en España, que vuestro partido había bajado de la Sierra Maestra o había brotado de las favelas pacificadas? ¿Sinceramente alguien desconocía que semejante indignación de una primera generación empobrecida había detonado una bomba de clase media? ¿Quiénes no sabían que las 67 bancas podemitas estaban ocupadas por jóvenes con importante trayectoria universitaria? ¿No era ésa una revolución suficiente para jaquear al conservadurismo que, enhorabuena, debió tallar en cobre la foto del rastafari ocupando su banca, en las narices de Rajoy? ¿No era ése un paso indispensable para que los villeros pudiéramos llegar a España, ser detenidos por sudacas en el aeropuerto y tener por fin un micrófono para denunciarlo en la Cámara de Diputados? ¿No estábamos en eso, hasta la semana pasada, cuando descubrieron que Iglesias no era un refugiado? ¿No estaban ustedes al tanto de todo esto, cuando descubrieron que Montero no era una ocupa? Hagamos tantas autocríticas como sean necesarias, hasta el fondo, desde la raíz. Pero ésas que calan hondo,
¡no las que diga El País!
Aquí no hemos conocido, en los 14 años que lleva nuestro movimiento, ningún dirigente europeo más humilde y sensato que Rafa Mayoral, un abogado, sí, un abogado que no necesitó perder su vivienda para ponerse al servicio de los afectados por las hipotecas, con la misma sensibilidad que apareció una tarde caminando por los pasillos de la villa. Toda una delegación de Podemos recorría la Argentina, mientras Iglesias esquivaba los flashes de cuanto paparazzi se lo cruzaba, porque todos querían robarle una foto, un saludo, un segundo de fama. Nosotros no queríamos una foto, queríamos que nos conocieran y entonces vinieron. Vinieron al barrio como nunca vinieron esos paladines de la ética que tienen sus redacciones a 15 minutos de nuestras cloacas tapadas. Y no vinieron para seguir hablando, sino para escuchar. Se llevaron puesto nuestro barro, no para usarlo como marquesina publicitaria, sino para forzar los mecanismos que nos permitieron cruzar el charco, financiados por ese Parlamento Europeo sectario, racista y colonialista. Sin corbata, sin bozal, sin domesticar, aparecimos ahí los nietos de republicanos que sólo conocíamos España por fotos en blanco y negro de nuestros antepasados, pero también las nietas de bolivianos que todavía padecen aquel etnocidio presentado como conquista o descubrimiento de otros, siempre a fuerza de tropa.
Y entonces fuimos nosotros, los que descubrimos Europa.
Ni el más optimista hubiera imaginado que algún partido español sería capaz de convertir un piso parlamentario en un centro cultural, empapelado con afiches de Santiago Maldonado. Fueron ustedes, quienes nos permitieron hilar nuestras tradiciones de resistencia con los dedos machucados de las costureras que subsisten en Elche, mujeres esclavizadas como sus madres, en las condiciones infrahumanas de una precariedad laboral que las obliga a coser zapatos 12 horas por día, en la más absoluta ilegalidad. Manos mal pagadas por las multinacionales del calzado. Y manos malformadas como sus columnas, por esa enfermedad que los propios médicos catalogan como "el mal de la aparadora", desprendida de la posición que soportan desde los 11 años hasta los 70, privadas de cualquier contrato y cualquier contacto con el sol. Nos hilaron con los agricultores familiares, los pescadores, los astilleros, las cuidadoras de ancianos. Y nos permitieron zambullirnos en la economía sumergida de aquella Europa siempre rica, para sacar la cabeza en Bruselas y arrancarle la careta a una Comisión de Derechos Humanos que denuncia todos los crímenes cometidos en el universo, ¡menos los europeos!
Ahí mismo, abrimos la Garganta, en las entrañas de Bélgica, para gritar que no pudimos afianzar la libertad de expresión aquí, donde los villeros fuimos presos al hacer noticia por mano propia. Y tampoco pudieron ahí, donde el rapero Valtonic continúa condenado, por haber "enaltecido al terrorismo", componiendo una canción contra la Corona. Que no pudimos abolir el racismo aquí, donde no son lugareños los dueños, ni las cervezas, ni los políglotas que atienden los bares turísticos en pueblos originarios, pero sí son lugareños quienes descargan las papas de madrugada. Y tampoco pudieron ahí, en ese mismo Parlamento, donde no son negros quienes pisan su alfombra roja, ni los comensales de sus restaurantes, ni los chefs de sus platos gourmets, pero sí quienes lavan esos platos. Que no pudimos garantizar la igualdad de géneros por aquí, donde hay un femicidio cada 17 horas. Y tampoco pudieron ahí, donde los europarlamentarios gozan de impunidad para soterrar sus repetidos abusos a jóvenes asistentes. Que no pudimos desterrar la xenofobia aquí, donde los paraguayos deben batallar por su derecho constitucional a la salud. Pero tampoco pudieron ahí, donde los hijos de rumanos nacidos en Oviedo no tienen acceso a su identidad, ni a su nacionalidad... Nunca hubiéramos aceptado viajar para pedirles que resolvieran nuestros problemas, puesto que ninguna cultura puede curar a otra: fuimos para denunciar este régimen de la desigualdad, ¡que aquí no ha funcionado ni un poco!
Y ahí tampoco.
Las villas no tenemos Madre Patria, lo tenemos muy claro, tan claro como cuántas Patrias Hermanas necesitamos para liberarnos del silenciamiento global, enganchando una mano de la grieta horizontal que nos vuelve compatriotas de la Patria Baja en cualquier lugar del mundo, a todos aquellos que habitamos por debajo de la línea de la pobreza. Para eso, nos cuidamos a todas y nos necesitamos a todos, tal como aquellas plazas incandescentes necesitaban esos 62 puntos de imagen positiva que la empatía de un joven dirigente le aportó a un proceso incuestionablemente transformador. ¡Y vamos, carajo! España tiene un rey, en serio, ¡un rey tiene! Un sistema judicial negacionista, un presidente neoliberal y miles de genocidas libres. ¿De verdad quieren hacernos creer que nuestro enemigo dirige Podemos? De mínima, aun en la impotencia, aun en la divergencia, por favor no dejen de observar con particular curiosidad cómo esa polémica transacción inmobiliaria desgarra la moral de todas sus élites indignadas, aunque sigan embelesadas con la boda del príncipe Harry que celebraron hasta el amanecer: no van a poder.
Hoy más que nunca, socialistas, humanistas, progresistas, peronistas, comunistas, idealistas, podemistas, los necesitamos poderosos, resguardando y acelerando la estampida de los gritos que aclaman por la vida. Los necesitamos, con ovarios, cojones y contrapuntos, frente a todo lo que viene.
Los necesitamos juntos, con Pablo y con Irene.
[Fuente: https://www.facebook.com/permalink.php?story_fbid=1772765746125614&id=213440425391495]
submitted by Subversivo-Maldito to podemos [link] [comments]


2016.10.14 00:10 RaulMarti "LA FELICIDAD TECNOLOGICA" (Andrés Herrero) (Entrega No. 12) ** El neoliberalismo ha hecho de la sociedad un aglomerado de serrín humano.**.

El individuo posmoderno no necesita a nadie, porque se basta y se sobra a sí mismo... ¿y qué puede ganar relacionándose con personas competidoras suyas, gentes potencialmente hostiles, que lo único que pueden hacer es complicarle la vida?
Si se tiene que disputar ferozmente con ellos el puesto de trabajo, la herencia, los bienes o los hijos del matrimonio... ¿cómo no adoptar precauciones? ... El enemigo está cerca, en casa.
No te fíes de nadie. Solo tu cuenta de banco no te traicionará.
Con el capitalismo hemos alcanzado la libertad perfecta, sin compromisos ni lazos humanos.
Los vínculos mafiosos son los únicos que funcionan en un mundo donde las relaciones humanas han devenido en carteras comerciales.
** Mejor tener padrinos que honradez; robar que quejarse; resulta mil veces más provechoso ser rico y granuja que pobre y pringado**.
“La forma de organizar el trabajo desorganiza la vida de las personas”, denuncia el sociólogo Richard Sennett.
El neoliberalismo ha hecho de la sociedad un aglomerado de serrín humano.
La inseguridad laboral, la caducidad de los productos y el desarraigo existencial son los valores que cotizan al alza.
Allá donde termina la precariedad laboral, comienza la precariedad vital.
Resulta tan difícil mantener una relación estable, como conseguir un empleo fijo: el sistema nos empuja hacia trabajos basura y matrimonios basura.
Se necesita flexibilidad, cuanta más mejor, para impedir que los aumentos de salarios pongan en peligro la inflación de beneficios.
«Los emigrantes en situación irregular permiten reproducir en los países desarrollados, las condiciones de la mano de obra de los países del Tercer Mundo. Esto es salarios muy bajos, protecciones reducidas al mínimo, nada de derechos sindicales, penalidades espantosas, tiempo ilimitado de trabajo, contratos salariales no respetados porque los pagos se hacen siempre en mano, etc.
Las empresas que no pueden deslocalizar, recurren al trabajo ilegal como una forma de deslocalización in situ que, en cierta medida, resulta aún más ventajosa que la deslocalización en el extranjero».
Si antes el capital tenía que molestarse en ir a buscar esclavos a África, ahora acuden gratis en patera.
Los empresarios se dedican a crear riqueza y los demás a trabajar.
El neoliberalismo afirma que los trabajadores son unos vagos y mantenidos que si no fuera por el capital se morirían de hambre, cuando la realidad es exactamente la contraria: perecen porque existe él.
El capital acarrea a los asalariados de acá para allá, haciendo de ellos nómadas del empleo.
Los tiempos exigen movilidad total y disponibilidad absoluta.
Pero ir detrás del trabajo como el burro de la zanahoria, los aboca a la deslocalización vital.
Cuando no se pertenece a ningún lugar, resulta difícil saber lo que se es, porque se puede ser cualquier cosa, menos uno mismo; optar a todo, menos a tener un mundo propio.
El ser humano ha emprendido una frenética carrera en pos de la tecnología, que le obliga no solo a competir con las máquinas y los demás humanos, sino sobre todo consigo mismo.
A todos, estudiantes, trabajadores, deportistas, artistas o científicos, se les exige la excelencia como norma de actuación.
Se reprograma científicamente la musculatura, la anatomía y el organismo de los atletas con dietas, entrenamientos y ejercicios destinados a convertirlos en supermáquinas tan eficientes y perfectas como ellas.
Si hasta hace poco, el patrón económico medía a humanos con humanos, a jóvenes con viejos, a sanos con enfermos, a parados con empleados, ahora la competitividad enfrenta a humanos contra máquinas, a humanos contra records, a humanos contra mercados, a humanos contra ganancias.
Los individuos se tienen que “mantener en perpetua agitación febril y en movimiento continuo como las máquinas ”.
El reposo constituye un despilfarro y el descanso un lujo.
Hay que anticiparse; la sociedad no espera a nadie, ni nadie puede permanecer quieto, porque se verá rebasado por otro, o le quitarán el sitio.
La vida consiste en producir, hacer cosas, cuantas más mejor.
La inacción roza el delito, y el sueño, improductivo, hay que reducirlo a la mínima expresión.
No hay minuto que perder. Vida ocupada equivale a vida llena:
«*El individuo criado en la mecánica, se mueve regularmente como un pistón en un cilindro y transmite ese movimiento uniforme a su mujer, a sus hijos y a todos los que le rodean *».
Como le sucedía a Charlot, el obrero de la fábrica superautomatizada de Tiempos Modernos, que una vez fuera de ella, seguía apretando tuercas por la calle con un tic espasmódico que no podía controlar.
«En la artesanía y la manufactura, el trabajador utiliza la herramienta; en la fábrica, la máquina utiliza al obrero.
En el primer caso, los movimientos de los instrumentos de trabajo provienen de él; en el segundo, él debe seguir el movimiento de las máquinas, que se erigen en un mecanismo independiente que convierte al obrero en un apéndice suyo».
No somos nosotros los que hacemos funcionar a las máquinas, sino ellas las que nos hacen funcionar a nosotros.
Nos levanta de la cama un reloj; nos devuelve a casa un metro; nos relacionamos a través de teléfonos móviles, agendas electrónicas, tabletas y ordenadores que nos mantienen tecnológicamente cercanos, aunque afectivamente distanciados.
Ya no se habla, se chatea.
A falta de contacto personal, el sexo ha sido reemplazado por líneas calientes, cibercontactos y consoladores.
Pero cuanto más estrechamos los lazos con los objetos tecnológicos, más se debilitan los que nos unen a nuestros semejantes.
Solo a la tecnología nos confiamos.
Uno puede divorciarse de su esposa pero no del coche, y antes dejará de ver a su hijo que la televisión o abandonará a su familia que al móvil.
Algo tiene que estar muy estropeado en nosotros cuando cuidamos más al vehículo que al cónyuge, o nos preocupan más los cilindros que nuestros hijos.
La televisión e internet llenan el hueco de los padres pluriocupados y ausentes, erigiéndose en educadores de sus vástagos.
La convivencia familiar está en quiebra, y el centro comercial y la discoteca se han convertido en los sustitutos del hogar, el lugar donde los jóvenes tratan de encontrarse a sí mismos, al margen de los divorcios, conflictos de pareja y rupturas laborales y sentimentales de sus padres.
Contemplando sus borracheras y comas etílicos de fin de semana, a nadie puede extrañar que ya desde la adolescencia, experimenten trastornos sicológicos o caigan en dinámicas enfermizas de anorexia, acoso escolar o drogadicción... ¿cómo van a crecer sanos y centrados desarrollando una imagen correcta de sí mismos, si por un lado se les engorda a base de refrescos, chucherías y comida basura, mientras por otro se les exige estar delgados para ser aceptados socialmente?
«La epidemia mundial que se nos avecina es la de la obesidad, ligada al cambio experimentado en los patrones de nutrición, y a que la preparación de comidas ha dejado de ser una labor doméstica, para convertirse en un consumo de alimentos preparados de características muy insanas en cuanto a su contenido de grasas, azúcares, conservantes, aditivos, etc».
Su juventud transcurre entre continuas miradas al espejo y visitas a la báscula que les generan una inseguridad corporal patológica que de adultos se verá reforzada con el temor a perder su empleo. Su orfandad de afectos la compensan a base de tecnología.
Los hikikomoris son esos jóvenes japoneses que se recluyen en su habitación, huyendo de una sociedad que les abruma y contra la que no se sienten capaces de luchar.
Ni aceptan el mundo ni el mundo les acepta a ellos.
Duermen de día y se pasan la noche viendo la televisión, jugando con la videoconsola, chateando en el ordenador y navegando por la red.
“Cuando su hijo tenía 16 años, un día entró a su cuarto, cerró la puerta y se negó a salir; desde entonces no permite a nadie entrar allí.
Los padres tienen que dejarles la comida delante de la puerta y pueden pasarse años sin verlos".
Se calcula que, solo en Japón, uno de cada diez jóvenes están afectados por este problema en mayor o menor grado, desarrollando comportamientos perturbados que, con relativa frecuencia, terminan desembocando en el suicidio.
La mayoría, primogénitos varones o hijos únicos, que han renunciado al mundo real en favor del virtual que les resulta más acogedor.
Muchachos derrotados pertenecientes a una sociedad enferma que les llama enfermos.
*En Corea del Sur los estudiantes se quejan de que “sólo durmiendo cuatro horas al día pueden ingresar en la universidad que quieren *".
Para conseguirlo, han de levantarse a las seis de la mañana y acostarse de madrugada.
Viven a caballo entre el instituto y las clases particulares, con alguna siesta de tanto en tanto o una cabezadita en el autobús:
CONTINUARA. La lucha de clases se ha trasladado a las marcas. Mujeres Chanel, se relacionan con ideologías Arman; personalidades Rolex y triunfadores Ferrari contemplan con desdén a individuos Zara, Ikea o Renault que aspiran a ser como ellos. .
submitted by RaulMarti to podemos [link] [comments]